ATENCIÓN

ATENCIÓN

E-mail: epetours8@gmailcom

Abonap Premia tú ahorro

Abonap Premia tú ahorro

Destruyen a toda velocidad el río Yuna en La Salvia



Por Edelvis García H
 Seis de la mañana. Tomo la carretera Mayobanex Vargas, La Salvia.  Y ya bien tempranito es enorme la cantidad de camiones que entran por todos los callejones. Pero  esto no opera a lo loco,  o a lo que coja mi bon…¡No! : se interpreta fácilmente que existe  una red orquestada desde el mismo Ministerio  de Medio Ambiente pues los camioneros operan libremente con sus   aliados en la misma comunidad.
Sí, aliados que reciben información a qué hora podrían pasar las “autoridades”, dizque para huir,   y frente a la grancera de ÑOÑO, principal depredador del Yuna de la zona, justo en donde comienza el distrito, dos o tres chamacos avisan cuándo y cómo entrar en acción.
Ya  a las seis y piquito, un muchacho viene bajando en una pasola, pasa un papel al camionero, y sigue rumbo al río. Esto lo he visto  en tres ocasiones, pero la oscuridad no me permite identificar bien al actor de la moto.
En La Salvia las granceras operan sin obstáculos;  Medio Ambiente lo sabe y no actúa ni regula,  por lo que ya acabamos de explicar.
Señores,  los camioneros  terminarán por evaporar las aguas y producir terribles inundaciones. Nadie alega ignorancia:todo el mundo sabe lo que ha ido ocurriendo con una enorme cantidad de arroyos y ríos en todo el país.
Si Medio Ambiente se respetara y fuera una “institución” seria, haría su labor; y trabajara  tradujera a la justicia a grandes y chiquitos. Recordemos cómo Carlos Ozoria, en complicidad con Eleuterio Abad ha destruido el Yuna en la zona de El Verde y Caribe; y que en ocasiones  hicimos grabaciones para un programa llamado Tiempos del Pueblo y se levantaron  grandes acciones de la gente. Recuerdo que las grabaciones las hacía con Ricardo Arias, pero al no confiar en él por ser compadre de Abad, no repetimos las incursiones o entradas a las zonas de explotación.
En el caso de La Salvia, hemos realizado reuniones con los comunitarios para enfrentar el problema;  pero sucede que siempre se han opuesto a tomar carta en el asunto porque muchos jóvenes están allegados a los miembros de las juntas de vecinos, o hay indiferencia o complicidad de los que uno creía de avanzada como el caso de Los Gómez, Roberto el carnicero, por citar dos casos.
De todas formas seguiremos buscando aliados y si es necesario dirigirnos a otras instancias, así lo haremos.
Notas:
 En mis próximas entregas me referiré a las condiciones de miseria y riesgo en que se desenvuelven los obreros limpiadores de las calles; la estatua de Duarte que se cae a pedazos ante la indiferencia de autoridades y  de los  patrioteros; y una propuesta que presentaré a la Sala Capitular sobre los nombres de calles.



0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"