ATENCIÓN

ATENCIÓN

Familias Chinas de Bonao

Por Carlos Guzmán Abreu

Un manifiesto marítimo del 10 de junio de 1930 corrobora la memoria oral de su familia, situando a Luis Sang en el vapor “Coamo”, en compañía de su hermano Alejandro, con quien viajaba a Cantón, China, desde donde, luego de retornar, no volvería a su tierra natal nunca jamás. Ese manifiesto establece la edad de Alejandro en 34 años, mientras que la de Luis la sitúa en 24. De la misma manera los dice originarios de Cantón, China, con su residencia establecida en Bonao, República Dominicana.
Hacia 1935, a su regreso de aquel último viaje, Luis Sang, quien había dejado mujer, dos hijas carnales y un varón de adopción en su tierra natal, forma familia con la bonaense Ana Josefa de la Rosa, cuyo nacimiento fue declarado con el número 385 ante el oficial civil Ramón Villar, el 20 de enero de 1917, que según testimonio del declarante, Julio García, nació en esa comunidad el 19 de noviembre de 1916, hija de la señora Mercedes de la Rosa.
Esta unión da inicio a una respetada familia de la sociedad nouelense que empieza con el nacimiento de Gladys Mercedes Sang de la Rosa, reconocida odontóloga de la localidad quien casó con el munícipe Ramón David de Vargas García, con quien procreó a su vez a Luis David, Ana María y Orlando Alberto de Vargas Sang.
Le sigue Neyla, quien contrajo matrimonio con el norteamericano Calvin T. Conaway, procreando a Calvin, Joseph, James, Noemí, Gerald, Michael y Lance Conaway Sang. Esta rama reside en los Estados Unidos.
Continúa Ana Luisa, casada con el abogado salcedense Francisco José González Michel, procreó a Francisco Alfredo y Patricia Nathalie González Sang.
Le precede Sirley Oneyda, quien contrae primeras nupcias con César Eugenio Contreras, teniendo a César Eugenio (Cesín) Contreras Sang; en segundas nupcias casa con Henry González.
Su quinto vástago resultó ser Nelson Eddy Sang de la Rosa, quien procreó con Silvia Gutiérrez a Luis Javier, Fidel Ernesto, Nelson Eddie, Tania y Mao Amín Sang Gutiérrez.
Le sigue el médico veterinario Luis Alfonso Sang de la Rosa, quien contrajo matrimonio con Antonia Orietta Luciano Vargas, quienes engendraron a Karina, Luis Francisco y Olyenka Sang Luciano.
La prole continúa con Ana Josefina, quien casó con Guillermo Peña, procreando a Luis Peña Sang. Ana Josefina casó en segundas nupcias con José Miguel (Che) Suárez Fernández. En la actualidad está casada con el señor Francisco Fiorinelli.
Raquel Secundina (Kelly), quien fuera una destacada deportista de Bonao, casó con el señor George Miranda y son padres de Luis, José y Moralba Miranda Sang, todos nacidos y residentes en Puerto Rico.
Le sigue el ingeniero Francisco Antonio (Quico) Sang de la Rosa, quien contrajo matrimonio con la nouelense Ramona Amalia Vargas Henríquez, siendo padres de Kyamalie Elaine, Francisco Antonio y Luis Ramón Sang Vargas.
Como colofón de esta prolífica familia, Luis Sang y Ana Josefa de la Rosa fueron también padres de Rosario Magaly (Charo), quien en un primer matrimonio con el señor Antonio Gutiérrez procreó a Pamela Gutiérrez Sang. En una segunda unión con Francisco Luciano (Lucho) Vargas Henríquez tuvo a Armando, Francisco Luciano y Paola Vargas Sang.
Luis Sang “Jo-ai Pao”, quien falleció el 25 de enero de 1969, llegó de Cantón, China, para dejar en Bonao su vida y sus sueños plasmados en una querida familia de 10 hijos y numerosos nietos, bisnietos y tataranietos.
El “Sang Lee Long” cerró sus puertas a principios de la década del 60, luego que fuera construida la nueva autopista Duarte, la cual dejó fuera del paso de los viajeros la principal vía de la villa de Bonao.
Una segunda familia cantonesa, originaria de Hong Kong, se estableció en la Villa de las Hortensias a mediados de la Era de Trujillo, quienes por coincidencia también llevaban el apellido Sang como su seña de linaje. Me refiero al comerciante “Sui Chit Sang”, mejor conocido como Luichi Sang, propietario del hotel restaurant “El Nuevo Madrid”, frente al parque de Bonao, el cual le compró al destacado comerciante bonaense don Oscar Batista. Al perder Bonao su condición de parada de viajeros, su establecimiento quedó a cargo de su hijo; luego fue convertido en un supermercado.
Todos los miembros de la familia de este inmigrante – su esposa Antonia Sang y sus hijos José y Alberto Sang – a pesar de haber residido por décadas en Monseñor Nouel, habían nacido en Cantón y ninguno murió en Bonao.
Luichi Sang emigró a Santo Domingo en los años sesenta, donde tuvo un hotel restaurant en la calle Nicolás de Ovando. Era proverbial la calidez de sus atenciones cuando recibía la visita de alguien de Bonao.
A partir de 1962 fue instalada la Misión Técnico Agrícola de China (Taiwán), ubicada en la Estación Experimental de Juma, que motivó la llegada a Bonao de numerosos técnicos de esa nación y sus familias para misiones de corta y mediana estadía, en procura de mejorar la calidad y el rendimiento de las cosechas de arroz. Todos ellos han incidido en la presencia china en esa comunidad.
Una muy honrosa distinción la constituye la presencia del doctor Yin Tieh Hsieh, quien ha laborado en la mencionada misión desde del 29 de diciembre de 1965. El trabajo en Bonao de este prestigioso científico ha permitido el desarrollo de importantes variedades de arroz que han hecho posible multiplicar exponencialmente la producción de ese importante cereal por área cultivada.
El Dr. Hsieh, considerado padre del arroz en la República Dominicana, comparte su vida de manera modesta y humilde con su esposa y compañera de siempre, la señora Esther Chou.
Sin dudas, la presencia china ha dejado impreso un sello indeleble en la identidad cultural de la villa de Bonao. Esa marca se distingue por la productiva laboriosidad de su gente, por el respeto bien ganado, por su honestidad y sobre todo por la discreción con que los chinos supieron escuchar los “secretos” de los viajeros, los que siempre supieron mantener muy finamente guardados.

Instituto Dominicano de Genealogía

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"