ATENCIÓN

ATENCIÓN

E-mail: epetours8@gmailcom

Abonap Premia tú ahorro

Abonap Premia tú ahorro

El problema de la Inseguridad

Por: Lic. Roberto Genao Pérez

El hombre a través del tiempo de su existencia ha vivido siempre expuesto al peligro, ya sea provocado por su propio accionar frente a los demás o aún por factores externos a él, siendo en este último caso cuando se ve afectado por fenómenos de la naturaleza como los huracanes, maremotos, terremotos, etc.; sin embargo, por el sacrificio, el trabajo, la solidaridad y el conocimiento ha podido sortear estas inclemencias que lo abaten y superarse hasta avanzar a niveles increíbles con el dominio de los instrumentos tecnológicos a su disposición y el desarrollo de la ciencia conduciéndolo inexorablemente al progreso.

La humanidad se ha visto compelida a defenderse, siendo los países del mundo protagonistas de diversos acontecimiento donde han estado sus habitantes inmersos en enfrentamientos por la hegemonía de la geopolítica mundial, así en el siglo pasado hubo dos guerras mundiales que socavaron muchos países, principalmente de Europa, minando sus economías.

De modo, que la inseguridad afecta al hombre en su propia existencia, y en la actualidad existe un problema que confirma lo dicho a nivel mundial: el terrorismo y el fanatismo de primer orden que contraviene la seguridad mundial.

El poderío armamentista de las grandes potencias con sus arsenales nucleares no presenta buen augurio porque amenaza la inseguridad a niveles alarmantes.

Hay que saludar como buen remedio que Rusia acaba de desmantelar su arsenal de armas químicas que poseía desde los tiempos de la Unión Soviética, lo que debiera ser imitado por otras potencias del globo terráqueo.

Y en lo que toca a América Latina, y propiamente en el caso de la República Dominicana no tenemos a lo interno el peligro de las armas nucleares, ya que no las producimos.

Todavía la República Dominicana es considerada como un país de vocación turística por la alegría de sus gentes, su sociabilidad y mansedumbre al tratar los visitantes extranjeros, por lo que el turismo actualmente es un renglón que ocupa el 20% del PIB de la nación favoreciendo un millón de dominicanos.

Pero fuera de la protección que ofrecen esos emporios turísticos, a lo interno del país, en sus ciudades y campos proliferan los hechos violentos como los feminicidios, homicidios, infanticidios, robos, atracos, asaltos, etc., que se ven a diario en el país.

Y está el problema del tráfico de estupefacientes que afecta la conducta principalmente de los jóvenes del país incrementándose la delincuencia, el porte ilegal de armas, los enfrentamientos de bandas por el control del territorio y otros problemas.

Los orígenes del problema de las drogas en el país provienen de la intervención estadounidense de 1965, siendo ese mal social e individual traído por los gríngos, los cuales tienen su sociedad con el mayor mercado de drogas del mundo y que no han sido capaces de eliminarlo por el caudal de dinero que genera en el Imperio.

El país en el que vivimos cuando éramos chicos es muy distinto ahora: están los hogares, los negocios, llenos de verjas, y la gente de nuestro país ya es paranóica a causa de la inseguridad, convirtiéndose el problema en la primera preocupación nacional.

No está de más que entre los factores de la inseguridad estas la difícil situación económica de las mayorías como es el caso del enorme desempleo, y tenemos el cuadro social de los “ni ni” que son los jóvenes que ni estudian ni trabajan inclinándose a la delincuencia y criminalidad, entre otros males.

Y tenemos los antivalores importados de sociedades con vicios perniciosos a nuestra juventud, la proliferación dañina a la salud de la hookah que está legalizada, los mensajes obscenos en los medios de comunicación, en los celulares y computadoras, en la música degenerada que ni siquiera es música, conforme a su definición.


El problema de la inseguridad se nos has ido de las manos con la negligencia de quienes están para frenarla en este “ laissez faire” ( dejar hacer ) de esta vorágine denominada Globalización.

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"