ATENCIÓN

ATENCIÓN

La burla de Loncha Gas y la podredumbre de las “autoridades ambientales”



Por: Edelvis García Herrera


Violando todas las normas legales y ambientales, el señor Wilton Mercedes, propietario de la contaminante empresa Loncha Gas, movió  desde la parte trasera donde se encuentran sus instalaciones, hasta casi  a la orilla de la carretera Mayobanex Vargas, antigua La Salvia. Esto es después de haberle mentido a la comunidad, a los Bomberos y a la Defensa Civil, informándoles que lo que construía allí eran oficinas y residencias.

Loncha Gas, donde  se encontraba  constituía un explosivo que ponía en peligro las vidas, pues hay una   cantidad de tanques que sobrepasan los dieciocho(18), además de un  taller de reparación,  soldadura y otras locuras; imaginemos que ahora el negocio  se encuentra casi al borde de la carretera.

Imprudencia e irresponsabilidad del señor Mercedes, que  al  instalarse a 65 metros del play de La Salvia, lugar en donde se forman en el béisbol una enorme cantidad de niños y jóvenes en quienes sus padres tienen cifradas sus esperanzas. De igual forma, Locha Gas,  está a unos 50 metros del residencial Shamar, a unos 300 del Club Falcondo y a 250 del Centro Educacional Bonao; a 20 metros de una pequeña población que habita en el Callejón del Queso, y a menos de 200 metros de un populoso sector de La Salvia.

El Ministerio de Industria y Comercio establece que este tipo de establecimiento debe ubicarse a 700 metros de asentamientos humanos, iglesias, escuelas, plays…; y   se hace necesaria la aprobación además de Medio Ambiente, la Defensa Civil, Cuerpo de Bomberos, Planeamiento Urbano, y completar los trámites del formulario MIC-MOO11, que  entrega la Consultoría Jurídica, para instalarse o moverse.

Precisamente, el 2 de julio del año 2012, Planeamiento Urbano del Ayuntamiento  Municipal prohibió  la construcción de la nueva envasadora,  y ordenó su paralización inmediata. Pero el señor Wilton desobedeció  la  orden judicial.

El intento de conceder un permiso de traslado de Loncha Gas,  nos llevó ante la opinión pública nacional, y pusimos en movimiento a la comunidad y todas nuestras capacidades  de lucha; manteniendo la prohibición por años; pero en Semana Santa, ante un descuido de los moradores y la inexistencia de grupos organizados, el señor Winton Mercedes, dio un palo acechao que desnuda la complicidad, la podredumbre, y la corrupción  de las autoridades ambientales.

Sin embargo, a despecho de la traición y la trampa del enanismo mental del señor Mercedes, al instalarse en un lugar no apropiado, esa actitud que burla a la comunidad,  nuevamente nos obliga a retomar la lucha en contra de su explosivo denominado Loncha Gas.

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"