ATENCIÓN

ATENCIÓN

¿Qué es la verdad?

[Filosofía a todo pulmón]

Por: César Canela, M.A.-

En algún momento de la vida todos nos hemos hecho la pregunta: ¿qué es la verdad? A lo mejor, muchos de nosotros también nos hemos visto en discusiones acaloradas sobre la verdad y sobre la comprensión de ésta. Este artículo pretende explicar brevemente una concepción de la verdad, invitando asumirla o refutarla -criticarla- desde la filosofía.
Desde Sócrates, Platón y Aristóteles, muchos pensadores –antiguos, medievales, modernos y postmodernos- se han dedicado a definir la verdad, sin embargo, las posturas -en sentido general- más famosas son las del dogmatismo, las del relativismo y las del pragmatismo. La primera establece que solo existe una verdad única, universal, unitaria y absoluta, una verdad que es indiscutible y que el hombre debe descubrirla y aceptarla sin crítica ninguna. El absolutismo deja la verdad en una dimensión sumamente abstracta. La segunda -el relativismo- establece que la verdad es únicamente subjetiva, particular y que cada individuo puede establecer su propia concepción de la verdad; no necesita presupuestos universales, es únicamente válida al individuo. La tercera afirma que la verdad es aquello que es útil, que es verificable. Afirma que la verdad tiene valor en sí misma.
Afirmar que la verdad es absoluta, relativa o útil es gravísimo error que se ha desarrollado en el tiempo; primero porque lo absoluto se queda fuera de la vida del hombre, se queda en un “pienso, luego soy” (Descartes), una comprensión únicamente abstracta; en segundo lugar porque el relativismo no valora a la persona en sí misma sino que las ideas adquieren un sentido sin tomar en cuenta la realidad del hombre, una verdad sólo validad para quien la concibe, todo vale igual -relativamente- sin importar las circunstancias. En tercer lugar, una verdad útil es aquella centrada en las cosas, centrada en lo inhumano, una verdad que se piensa a sí misma, una verdad lejana de la circunstancia, lejana de la filosofía. Entendiendo que la filosofía está estrechamente ligada a la vida. Desde estos pensamientos, la “verdad” es ajena a la vida, ajenas al yo-circunstancia.
José Ortega y Gasset dijo una frase emblemática: “yo soy yo y mi circunstancia”. En esa frase vamos enmarcar el concepto de verdad que explicaremos en lo adelante. La verdad es la coincidencia consigo mismo, es la fidelidad a sí mismo. Si la realidad es comprendida, pues se entiende que el individuo se comprende a sí mismo porque la realidad - la circunstancia- y el yo -la persona individual- son inseparables. Entendiendo que cada persona vive en un lugar y en un momento histórico que configuran sus ideas.

La verdad es perspectiva, la verdad puede ser comprendida por cada individuo de una manera diferente y válida. El perspectivismo de la verdad quiere decir que nadie tiene la verdad absoluta sino una parte de ella, porque la verdad en absoluto es la suma de todas las perspectivas, es la suma de las circunstancias, entendiendo que la verdad es temporal, no eterna. Un ejemplo para comprenderlo fácil sería, un grupo de hombres vamos a una montaña y cada uno se ubica en un lugar, todos tenemos un punto de vista y una comprensión distinta de la montaña dependiendo el lugar donde nos encontremos. Los que ven árboles en ese momento hablarán de árboles, los que están en la cima hablarán de eso… cada uno describe la verdad desde su vida, desde su perspectiva y desde ese momento y desde ese lugar. La verdad está estrechamente relacionada a la vida del hombre porque la comprensión de esta viene del yo-circunstancia. La verdad perspectiva no se centra en la comprensión de la verdad subjetiva sino que valora la comprensión de los demás y trata de comprenderla para constituir entre todos la verdad total.
En definitiva, el perspectivismo, no tiene nada que ver con el relativismo o subjetivismo sino que está estrechamente relacionado con el historicismo, la verdad es coincidencia del hombre con su vida, es historia. La verdad tiene un tiempo, un momento, un lugar, un espacio y un sujeto. No existen verdades absolutas o eternas –atemporales- sino perspectivas sobre la verdad. Una verdad relacionada con la vida, la verdad es coincidencia consigo mismo. La verdad es la suma de perspectivas que cada hombre asume según su vida en un tiempo y en un espacio.
Un fuerte abrazo, hasta la próxima.

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"