ATENCIÓN

ATENCIÓN

EDITORIAL

Un delito que queda impune por falta de justicia

Por Ruddy Dotel

En la ciudad de Bonao se viene presentando un fenómeno muy especial y raro, pues jóvenes que viven en el negocio del micro-tráfico y en el uso de sustancias prohibidas, mueren a tiros, quizás por el control de territorio, o el no cumplimiento de su trabajo en el mundo de la droga.

La cantidad de persona que mueren en esta población es alarmante, la estadística anual aveces alcanza hasta más de una decena de muchachos que pueden la vida a manos del crimen organizado,  que presuntamente actúa en la sombra del poder y la complicidad de un reducido grupo de militares y policías corruptos, favorecido por el dinero de este sucio negocio.

 Podemos asegurar que en la gran mayoría de estos hechos de sangre en esta provincia, quedan sin investigar y peor aún estos muertos no tienen dolientes en la justicia de Monseñor Nouel, no importa que su familia reclame que quiere justicia.

La delincuencia actúa de su cuenta, impone sus leyes en barrios y sectores de Bonao, tanto así que los niveles de inseguridad se encuentran actualmente muy alto en comparación con épocas anteriores.


 Para corregir este mal social debemos trabajar primero en la familia, luego ir detrás de aquellas personas con conductas de mal vivencia, es decir no tener forma honesta de vivir, la mendicidad, el alcoholismo, el consumo y tráfico de droga, delincuencia y otros males sociales que tienen a la sociedad en un estado de inseguridad, zozobra e intranquilidad.

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"