ATENCIÓN

ATENCIÓN

E-mail: epetours8@gmailcom

Abonap Premia tú ahorro

Abonap Premia tú ahorro

Maestro



Autor: Agustin Cruz Paulino

¡Maestro, maestro!
Te llamo desesperado
desde este lecho de muerte,
sin que haya fuerza en mis huesos
para verte llegar.

¡Maestro, maestro!
¿Dónde estás que no te veo?
¿Por qué deja las aulas
en manos de desconocidos?

¡Maestro, maestro!,
no deje que mueran mis llantos
sin verte llegar,
regresa como antes lo hacía.

¡Maestro, maestro!
¡Cuánto amor falta en las aulas!
¡Cuántas entregas a las enseñanzas
se han perdido!
¡Qué ausente has estado!

¡Maestro, maestro!,
si en malos se convierten los adolescentes
es porque en sus almas
no inculcaste amor
y sabiduría
y aquello que llaman moral,
solidaridad, lucha y patria.

¡Maestro, maestro!
¿Dónde estás que no te veo?
Mis niños esperan por ti,
para ser buenos,
para ser como tú.

¡Maestro, maestro!,
no deje que aprendan malicias
en las andanzas
y de voces desconocidas
que se pasean por las aulas,
fingiendo educar,
pero sin espíritu ni conciencia.

¡Maestro, maestro!,
toca la puerta
regando conocimientos y sabidurías,
nobleza y humildad,
para saber que estás aquí.

¡Maestro, maestro!
¿Dónde estás que no te veo?

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"