ATENCIÓN

ATENCIÓN

E-mail: epetours8@gmailcom

Abonap Premia tú ahorro

Abonap Premia tú ahorro

El otro Juan Pablo Duarte y el porqué de la cruz y su catolicismo

Por Edelvis García Herrera

La acertada idea de Duarte  al fundar la organización más significativa del siglo XIX llamada la Trinitaria, no podía ser mejor. Y lo digo porque es un importante punto de partida que daba direccionalidad a un proyecto consistente en tres aspectos básicos: forjar la conciencia nacional, expulsar el dominio extranjero y fundar una república.
Es precisamente un 16 de julio de 1838, día de la Santa Cruz, cuando el Patricio decide su fundación y el hecho que haya escogido esa fecha no fue al azar, sino que obedeció a su arraigado catolicismo y admiración por algunos hechos de España.
Sucede que  los españoles, en una sangrienta batalla habían vencido a los árabes, y eso fue el 16 de julio de 1212, de ahí que en honor a este hecho Duarte escoge esa fecha, y decidió atravesarle una  cruz a la bandera haitiana como símbolo de redención; de ahí, que en la memorable fecha dijera:” No es la cruz signo del padecimiento, sino el símbolo de la redención, bajo su égida queda constituida la sociedad La Trinitaria”.
Lo anterior no fue coincidencia, pero  sí lo  es que él muera el 15 de julio de 1876, y sea sepultado exactamente el 16 de julio, justo a los 38 años de haber fundado la Trinitaria
 “El acta de defunción fue levantada por el cura de la parroquia de Santa Rosalía en la capital, y  los oficios eclesiásticos se llevaron a cabo el 16 de julio”, según me explicó un guía en Caracas.
Otro aspecto a destacar es que la madre de Duarte, doña Manuela Diez y Jiménez, fue bautizada el 16 de julio de 1786; vinculado este hecho a los temas del mismo catolicismo al cual me refiero.
Son pues algunas cuestiones del mes de julio en la vida de Duarte, a propósito de que hoy se conmemoran los 140  años de su triste fallecimiento en Caracas; y hoy, si no se recuerda su partida de este mundo, menos se asume su ideario.
Y lo digo porque cada fecha de su natalicio es aprovechada  para explotar su imagen con  muchas alharacas, discursos y elogios, pero sin retomar su ideal de separación de los poderes, justicia, igualdad, respeto a la Ley, democracia, honestidad, sacrificio y claridad de la soberanía, chocan esos valores con los que desgobiernan.
Un Duarte opuesto a la entrega de un centímetro del patrimonio nacional, al caudillismo, la tiranía y al endeudamiento.
O los neotrujillistas, podridos por el odio, usando su nombre para mostrar un Duarte que a ellos les conviene; un Patricio racista y antihaitiano.
 Lo mismo que hacía Trujillo que se escondía detrás de la gigantesca figura de Duarte para deformar su pensamiento en beneficio de él, sus familiares y su corte de gusanos; o como los demás sanguinarios dictadores  Fulgencio Batista con José Martí, en Cuba; Marcos Pérez Jiménez con Bolívar en Venezuela; o lo mismo se hacía con Sandino y Farabundo Martí en Nicaragua y El Salvador; o sea, usar a los próceres para aparentar que son patriotas similares a ellos,  es una vieja práctica de gobiernos dictadores y corruptos.

(Hoy, yo razonando, pienso en el error de Duarte de llevar hasta el extremo su catolicismo y mezclarlo con asuntos patrióticos, y colocando una cruz y una Biblia en su centro…¡Pero bueno: ése no es el tema!)

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"