ATENCIÓN

ATENCIÓN

Ser artista en Bonao y las rémoras del subsubdesarrollo.

Por: Antonio Taveras Mejía

Amar la cultura y ser artista en cualquier género es un derecho universal, pero en Bonao, en el momento actual, cultivar el arte se ha constituido en una ostensible rémora y casi en un estigma. Pienso que a este quehacer nada ni nadie lo puede coartar, ni limitar, ni estigmatizar porque es un inalienable derecho que tiene el ser humano para ejercer la creatividad y aquí lo hacen a base de indiferencia y de apatía en una aureola que comienza en la ignorancia y llega a su clímax cuando tocamos las puertas de las clases miopes que nos gobiernan.

Desde la más remota antigüedad el hombre está creando obras de arte. Ahí están los libros, investiguemos. Si tomamos en nuestras manos los textos que nos hablan de la cultura en ellos lo podremos ver, Grecia y Roma son dos buenos puntos de partida y si queremos ahondar más en este conocimiento podemos remontarnos más atrás, en otros pueblos todavía más antiguos que dieron a la humanidad su monumental legado con su creatividad. Busquemos, indaguemos porque en nuestro pueblo estamos retrocediendo cuando se habla de apoyar el arte. Leamos: ¿ qué fue el Renacimiento? ¿Qué fueron los movimientos filosóficos y culturales europeos? ¿ Qué repercusión tuvieron en todo el mundo?

¡Dios mío!, ¿ por qué nos arropa en este pueblo de Bonao, esta bruma de corrupción administrativa y que limita el desarrollo comunitario y la creatividad libérrima en la población?También la ola de delincuencia, las drogas hasta en los campos. Analicemos: la violencia en la familia., ¿por qué? Pero, queda mucho terreno por recorrer y nuestro pueblo tiene portentosos espejos para retratarse en su ayer: Liras del Bonao, La Voz del Yuna, El antiguo Palacio de Bellas Artes, Juventud Ardiente y otros hermosos candelabros del quehacer cultural de nuestro pueblo.

Ahí está la Plaza de la Cultura, creada por don Cándido Bidó, un orgullo verdadero en el arte y la creatividad, no sólo para Bonao sino para el país y para el mundo. Pero mantener viva la Plaza de la Cultura ha sido un heroísmo.

Tenemos muchos paradigmas que volviendo a ellos no sólo podríamos liberarnos de las brumas y del limbo cultural en que Bonao se encuentra. Volvamos a la historia, concatenando las páginas estudiadas y la realidad que nos agobia en el Bonao de hoy, año 2017.

En América tenemos también otra cantera trascendental en el arte que podemos estudiar y que nos ofrece una vasta y excelsa muestra fruto de la eclosión para crear magnas obras artísticas.Desde antes del descubrimiento ya teníamos en nuestra tierra monumentales obras en el arte precolombino. En nuestra isla todos conocemos con los datos que nos expone nuestra historia como fue de exuberante la riqueza en el arte de los taínos.

Con el andar del tiempo aquí también fueron creados más tarde sublimes y fascinantes movimientos que en la cultura de la patria fueron aprovechados hasta en el quehacer político y con estos, aplicados de manera sabia lucharon y lograron nuestros fundadores la Independencia de la patria. El arte y la cultura siempre han sido referentes en la historia de la República Dominicana.

Hasta nuestra Constitución consagra el derecho a la creatividad y lo muestra claramente cuando dice: ´´toda persona tiene derecho a participar y actuar con libertad y sin censura en la vida cultural de la nación, al pleno acceso y disfrute de los bienes y servicios culturales, a los avances científicos, y de la producción artística y literaria.El Estado protegerá los intereses morales y materiales sobre las obras de autores e inventores”.

Si el arte es un derecho universal y constitucional en el caso de nuestra patria y si Bonao fue en otros tiempos una Meca para el desarrollo pleno de la creatividad y la realización de la obra artística, ¿por qué en la actualidad, año 2017, este pueblo tiene tantas rémoras y dificultades tan diversas para obtener logros en la actividad cultural?

Creo que es un fenómeno fruto esencialmente de la sórdida praxis política que vive el pueblo que aquí habrá que estudiar.Se deben acercar más población, inquietudes artísticas y las clases políticas que manejan la cosa pública.

Producción artística y economía son dos dinámicas que deben ir abrazadas. En otros tiempos Bonao tenía una manifestación artística y cultural más espontánea y una mayor capacidad para valorar en su esencial dimensión la obra de arte. Es increíble en un tiempo en que existen muchos aspavientos, otras filosofías en el decurso de la labranza sociopolítico-económico y mucha fascinación por los medios de comunicación de la posmodernidad y las nuevas tecnologías.

Donde hay visión para la valoración de la obra de arte el producto de la creatividad se convierte en un medio de vida para quien tiene el don de crear. Dónde hay capacidad para reconocer la imaginación del artista el fruto de las ideas creadoras toma un valor particular en la identidad de cada pueblo y región. Se despertarán entonces los deseos de las demás localidades para conocer los atractivos con que cuentan tales lugares según sea su amor por la estética y la aptitud creativa.

Las diferentes modalidades de la artesanía constituirán la base esencial para la industria artística e indiscutibles formas de sustentación para quien las ejerce. En Bonao los amantes de la obra estética y la artesanía viven marginados, desempleados, subestimados, enfermos y sin mecenas que les sirvan de pie amigos y catapultas.

Ayuntamiento y Ministerio de Cultura con sus representaciones en nuestra localidad deben reactivarse, estudiar más sobre la importancia de la creación artística, dejar a un lado ese prurito que sólo los motiva a mantener una monotonía burocrática, o en algunos casos, hacer negocios jugosos usando sus cargos para ello y a nombre del arte y la cultura, creo que esta última es una práctica ignominiosa y atenta contra la nobleza de un pueblo, que es altruista, trabajador e ingenio.


Los que gobiernan a Bonao deben esforzarse más por ser mejores servidores públicos y luchar por sacar al pueblo de este sótano socio-cultural y de esta indigna ancladura marásmica en que se encuentra y la cautividad que arredra y empobrece a los artistas de esta población. Hay un problema muy serio en Bonao con el arte y la marginación y prosternación en que viven los artistas: escritores, pintores, músicos, teatristas, cineastas, modistos, modistas, etc. Los que han triunfado en este quehacer de la creatividad artística han tenido que saltar la frontera provinciana en algún momento de su existencia para alcanzar su realización y sus metas.

0 comentarios:

Facetas "Cosas de Mujeres"