ATENCIÓN

ATENCIÓN

Bonao Falcombridg y Funcionarios Públicos


Por: Prof. Antonio Taveras Mejía 
“A Bonao le falta para ser cuidad lo que le falta a la piedra para ser estrella.”
5 mentarios.
(Prof. Guara Moreta Bastita)
Ya todo está expresado en la paremia del Prof. Guara, pero yo apuntalaré solo algunos enunciados con el fin de enumerar someramente una pequeña crónica contemporánea sobre el realismo de un pueblo y sus rémoras que ya se han hecho perennes.
¿Dónde están los verdaderos dolientes de la villa de la hortensia? 

EN EL CASO DE FALCONBRIDGE
En el caso específico de Falconbridge esa empresa transnacional explota nuestro patrimonio mineral y lesiona severamente nuestra biodiversidad y los funcionarios públicos de nuestra provincia solo aplauden sus andanzas.
Esta empresa minera no aporta su deber porcentual que por ley le pertenece al pueblo.
Aquí hay instituciones culturales y otras de servicios que debían ser asistidas por esta empresa, entre estas podemos citar: la Biblioteca Pública, la Unión de Escritores, el Casino de Yuna, la Plaza de la Cultura, etc.
La gestión medioambiental oficial en Bonao no dice nada sobre los viejos daños infligidos sobre el cuerpo ya diezmado inmisericordemente de nuestros ecosistemas. Entonces, ¿para qué existe la ley 64-00? Es lamentable.

NUESTROS FUNCIONARIOS Y LA VOCACIÓN DE SERVIDOR PÚBLICO
Se ha observado (y es un grito ya viejo en nuestro pueblo) que los funcionarios de nuestro hábitat hace rato perdieron la vocación de servidores públicos (en su gran mayoría). Algunos se muestran insensibles y otros hasta prepotentes. Nuestros funcionarios públicos deben socializar más con los sectores popular y mirar de cerca sus dolencias y quejas. En Bonao hay que luchar para erradicar, desterrar esta posición de tótems, deidades (semidioses) encumbrados en un Olimpo que tiene las personas nombradas o elegidas para servir al pueblo y que es praxis vieja en nuestra región, es un comportamiento fácilmente ostensible y que hace de una población un conglomerado sin paradigmas creíbles y un rebaño sin pastor. Eso es lo que tenemos, una casta que asciende para dar muy malos ejemplos al pueblo.
Los estratos sociales, especialmente los más depauperados a veces desean ver el rostro de sus representantes, conversar  con ellos, exponerles sus inquietudes, etc.

Gestión medioambiental oficial en Bonao
En Bonao existe una gestión medioambiental oficial con pleno desconocimiento de la ley 64-00. Una labor superficial, tímida, en pura inercia y que actúan (es lamentable decirlo) con mucha miopía sobre una responsabilidad tan demandante. Esas personas deben saber que tienen una responsabilidad muy seria sobre sus hombros y que deben aplicas la ley, ya que el cuidado del medioambiente los recursos naturales corresponde a la perseveración de un bien que es  divino, fundamental para la vida de un pueblo. Se  deben hacer muchas cosas, sin cortapisas ni temores para volver a restaurar el medioambiente sano y los recursos naturales en Bonao.  Es un compromiso de todos, ineludible y hay que  educar con gran empeño sobre este aspecto tan esencial para lograr un verdadero equilibrio, ya que aquí hay muchas riquezas en ese sentido y se puede ver fácilmente el azote que socava nuestro hábitat, quien esto suscribe puede mostrarles algunas negligencias en las cuales se incurre en Bonao en ese sentido y que ya son cosas casi extremas aquí en nuestro medio.
EL CAOS EN EL TRÁSINTOS EN BONAO
En Bonao estamos abordando casi la catástrofe en cuanto al tránsito.
Aquí en nuestro querido pueblo, lamentablemente una vía es dos vías o tres, tenemos a la vista de todos motoristas con sus máquinas preparadas para correr sin reparar a quién van a agredir, sus velocidades incontroladas son peligrosísimas para otros conductores   y para peatones, sus ruidos no nos dejan hablar, comunicar con efectividad ni pernoctan con digna tranquilidad ya que esto sucede a cualquier hora. Hagamos algo para que el tránsito parezca algo civilizado en nuestro pueblo algún día.
SOBRE LOS PASTOLOGICOS RUIDOS EN BONAO.
Los ruidos se definen como sonidos no agradables. Cuando estos sobrepasan nuestras capacidades auditivas estos se constituyen en un peligro para la salud de una comunidad. Ya los ruidos en Bonao son realmente patológicos, entre los agentes productores de contaminación sónica están: los motoristas, los altoparlantes, los vehículos con músicas estridentes a todas horas y al pasar por lugares especiales por los servicios que prestan como clínicas, escuelas, la biblioteca pública, el hospital Marchena, etc. Para poder decir que Bonao se pueda considerar un pueblo agradable como antes lo fue debemos erradicar esa conducta que corre casi hacia la tragedia sobre la forma de conducir motores, passolas y otros vehículos en esta población quiera Dios que podamos civilizarnos algún día en este aspecto tan vital para la vida en un pueblo: cuidar la salud.
BONAO Y LOS DESECHOS SOLIDOS.
Concomitantemente con la acción recolectara de desechos en nuestro medio es fundamental también la educación ciudadana. Hay que instruir además   para aprender la clasificación de estos elementos contaminantes en la sociedad, hay que usar todos los medios que tengamos disponibles: la radio, la televisión, periódicos, redes sociales y cualquier otro canal que nos permita tener los logros y controles efectivos. Es por el bien de la población y estaremos dejando un buen legado a las futuras generaciones. Lamentablemente los ciudadanos en Bonao lanzan desechos sólidos en todas partes sin miramiento, sin conciencias de su daño medioambiental, así en este orden tenemos objetos plásticos y otros desperdicios en el parque (teniendo a la vista los zafacones), en las calles y en otras plazas públicas de importancia. Debemos usar una dosis de disciplina urgentemente. En estos momentos tenemos en Bonao un extremo que muchos parece no observan, les pasa inadvertido, pero yo considero como ciudadano común que es algo inconcebible e inaceptable: hay personas, diria yo desaprensivas, que lanzan botellas plásticas llenas de orines en los bordes de los contenes, esto se hace, como si nada pasara; esta práctica creo que además de antigénica es antisocial. Hay conductas que por lo aberrantes y escandalosas que son no las podemos callar.

LOS EDIFICIOS Y CASAS ALSANDONADOS EN BONAO.
EN Bonao, dondequiera que existe una casa o edificio abandonado podemos ver basuras, percibir malos olores a materia fecal, orines y otras pestilencias. Esto representa un verdadero contraste con algunas señales de urbanismo que algunas   personas pletóricas de entusiasmo han querido instaurar en nuestro pueblo. Con respecto a algunas calles podemos decir que estas parecen vías eclipsadas, afeadas, repletas de cartones, vasos plásticos, contenes rotos, algunas donde ha crecido la hierba como si fuera la orilla de un rio o un conuco abandonado. En Bonao hay vías por las cuales no se puede transitar con libertad por la cantidad de obstáculos, como motores, talleres sobre las aceras, rumbas de arena, etc.
Bonao: fue una vez un pueblo habitable, acogedor, hospitalario.
Bonao, nuestro lar nativo era un pueblo habitable, acogedor, hospitalario, con innúmeras condicione ecológicas: ríos, montañas boscosas, tierras cultivables y cultivadas, hombres de trabajo y de bien. Reconstruir nuestro pueblo en todos los aspectos es una tarea de urgencia. Todos juntos podemos. En unidad debemos restablecer nuestra ancestral idiosincrasia socio- cultural en nuestro grandioso ecosistema bonaero: el viejo amor por los estudios, los buenos modales, la conciencia que había para cuidar el medio ambiente, el amor por el arte, la práctica casi mística de los deportes, el afán por leer un libro, intercambiarlo, el compañerismo sano   en la política, en los estudios, etc. Hagamos de Bonao un pueblo modelo otra vez.
EN CUANTO A LA DELINCUENCIA COMÚN
En cuento a la delincuencia común existe en nuestro medio mucho pánico todavía. Con relación a este tema que tiene que ver con la seguridad ciudadana debemos luchar todos juntos. Nos rodean todavía conductas maleadas de prácticas inaceptables, ahora con nuevas modalidades; se mantienen las etiologías que producen estos descarríos en el mismo casco urbano y en algunas periferias. Se trata en los últimos tiempos de casos más aislados, pero están ahí.
Hay un cosecho de ladronzuelos de celulares, motores y hasta carteristas en nuestro medio; quien esto escribe fue objeto de caracterismo en un centro de asistencia pública.
Perdí todos mis documentos y algún dinerito que había en mi cartera. La delincuencia no se ha erradicado aun en nuestro pueblo.

0 comentarios: